Durante el mes de Mayo, todos los días, anunciando el mediodía, se conserva la costumbre de repicar el “tenterenulo” en las campanas de la iglesia de San Leonardo de Yagüe.

Ésta costumbre responde a la creencia de que mediante el repicar de las campanas las tormentas se contenían y no producían los temidos daños en el campo. Así mismo, servía de orientación para aquellos que se encontraban en el campo, lejos del pueblo.

La letra que cada pueblo adapta a este soniquete es diferente. En San Leonardo dice así:

 

Tenterenulo,    

tenteretú.

Más vale Dios

que todo tú.
 


Comparte esta Página