Con este nombre se conoce una de las tres puertas que componía el recinto amurallado del pueblo. Se trata de la Puerta de Aranda que abría caminos hacia Aranda y El Burgo. Es el único resto que queda de la muralla medieval. Las otras dos puertas denominadas: La Puerta de Soria y la Puerta de Burgos no existen en la actualidad. La primera se ubicaba a la entrada del pueblo (dirección Soria) y la segunda a la salida del pueblo (dirección Burgos).


Galería de Imágenes

Comparte esta Página